¿Pagar con el móvil es seguro? Te lo contamos

 In Software
[Total: 2   Promedio: 5/5]

Cada vez es más frecuente ver personas que, a la hora de pagar, sacan el móvil y lo utilizan para abonar su compra. O la consumición que han hecho en un bar o restaurante. Proceden de una manera muy similar a como lo harían con una tarjeta de crédito o débito. Puede parecer muy cómodo, sobre todo para no llevar encima tarjetas de pago. Pero seguro que te has preguntado, y en más de una ocasión, si pagar con el móvil es seguro. ¿Realmente, aparte de más cómodo, es tan seguro como lo pintan? Te lo contamos, además de detallar lo que necesitas para poder hacerlo.

Qué necesitas para pagar con un móvil

Lo primero que necesitas para poder pagar con un móvil es contar con un móvil compatible con la tecnología NFC. Si no lo es, no se podrá conectar con un terminal de pago, y por tanto, tendrás que recurrir a otro sistema para pagar. Además, en el teléfono tendrás que tener instalada una aplicación específica para realizar pagos que sea compatible con tu banco o tu tipo de tarjeta. Entre ellas, Google Play, Apple Pay o Samsung Pay. En algunos casos, estará incluso desarrollada por tu banco. 

Además, aunque tengas tu móvil preparado para poder pagar con él, el establecimiento en el que vayas a pagar tendrá también que admitir este tipo de pagos. Porque no basta con que ofrezcan WiFi para poder aceptar pagos con un smartphone. Eso sí, cada vez son más los que ofrecen la posibilidad de pagar con móvil, gracias a la proliferación de terminales de pago dotados de la tecnología contactless, que permite los pagos sin contacto. 

Todo esto, además del ingrediente básico para poder pagar con un smartphone: una tarjeta de crédito o débito vinculada al sistema de pago que utilices. Sus datos se registran en la app de pago, y a quien le pagas no verá tus datos.

¿ Es seguro pagar con el móvil?

Precisamente por lo que hemos visto hasta ahora, pagar con el móvil no solo es seguro, sino que es más seguro incluso que hacerlo con la tarjeta. En efecto, al pagar, en el comercio donde utilizas el móvil para hacerlo no verán ni el número de la tarjeta, ni su fecha de caducidad ni su código de seguridad. En lugar de ello, el sistema de pago genera un código de seguridad, conocido como token, único y exclusivo para cada compra

De esta manera, no es necesario utilizar una contraseña para hacer el pago. Además, los token son efímeros, por lo que al de un tiempo desaparecen. En cuanto a la información personal de quien hace la compra y el pago, no se almacenal. Tampoco en los servidores encargados de la gestión del sistema de pagos. No salen del móvil. Eso sí, tienes que tener en cuenta que en realidad no dejas de estar pagando con tu tarjeta. Por eso, cuentas con todos los mecanismos de seguridad del pago con el móvil añadidos a los que ya tiene la tarjeta. 

Además, para acceder a la aplicación para pagar con el móvil es necesario desbloquearlo antes. Bien mediante un código o con la huella dactilar. Además, en función del sistema de pago que utilices, tendrás que autorizar cada operación de manera expresa. Generalmente, mediante biometría: con la huella dactilar o el reconocmiento facial. Además, si superas una cierta cantidad, como sucede con las tarjetas contactless, tendrás que insertar el pin de la tarjeta en el terminal de pago. Como verás, pagar con el móvil es seguro, así que atrévete a meter los datos de la tarjeta en el teléfono y pagar con él. 

Recent Posts

Dejar un comentario

¿Alguna duda sobre Socialwibox?

Puedes contactarnos a través de este formulario o accediendo a todos los datos de contacto en la página contactar.

Contacto WhatsApp